Qué es un vendedor de verdad

No. 

No es alguien que da algo a cambio de dinero. 

Eso lo dice la RAE, que vende diccionarios e influencia a partes iguales.

No es mentira, pero es demasiado simplista.

Un vendedor, comercial, ejecutivo de cuentas, director de banco, redactor persuasivo o como quieras llamarlo, en masculino o en femenino es:

-Un profesional (esto lo primero).

-Que entiende lo que necesita un cliente (porque le escucha).

-Que entiende lo que quiere ese mismo cliente (porque le escucha entre líneas).

-Que es capaz de ponderar ese deseo y esa necesidad (porque no puede parar de escucharle).

-Que ofrece la mejor solución que su marca puede dar (no la de otra).

-Que genera un cliente contento, satisfecho, orgulloso, con ganas de recomendar esa marca (y no otra).

-Que genera muchos beneficios, para la marca y para sí mismo (porque es su principal trabajo).

-Que no genera impagados, reclamaciones o devoluciones (porque sabe lo que significa vender bien).

Puede que olvide algo, pero esto ha de estar.

Si falta algo, quizá sea otra cosa, pero no un vendedor profesional.

No es fácil. 

Si lo fuera no costaría tanto formar un buen equipo de ventas.

Si lo fuera, no habría que investigar tanto para que los textos de una web te dieran un martillazo en la boca.

Esto, y otras cosas, lo desarrollo más en la intimidad de un correo.
Apúntate aquí o sigue leyendo.

Política de Privacidad

Y ahora podemos entrar en una discusión que a mucha gente de ventas le produce urticaria: 

¿Existe una ética en la venta?

Para mí, no hay duda. 

Pero es muy particular y da para otra discusión. Mi ética en la venta es muy clara, y tiene relación con tu marca.

Sí, con la tuya.