Ética en la venta

Ética y venta en la misma frase. 

Sí.

Conozco mucha gente de ventas que blasfema como la niña del exorcista cuando las ve juntas.

Incluso regurgitan espumarajos por la boca.

Pero cuando trabajas para una marca hay un marco ético claro:

EL MARCO DE LA MARCA (Cuando saque mi libro de poesía te aviso)

Las normas que te acotan a la hora de vender son una serie de valores, formas de hablar, de actuar, de ser… que no te puedes saltar.

Sí puedes, pero hay que saber.

No todo vale.

No me subas la cifra de ventas a costa de una técnica que haga parecer a mi marca incoherente.

Y te pongo un ejemplo:

Una marca posicionada en la mente del cliente como una marca firme, segura de sí misma y que lleva la iniciativa.

Una marca que nunca hace descuentos. El precio es el que es.

No puedes llegar tú y vender con descuento, aunque me subas la cifra de ventas.

(Ya sabes que facturación y beneficio no son lo mismo).

Te estás cargando una estrategia.

A largo plazo, aunque gane más dinero en un principio, a la marca le saldrá caro.

Lo pagará.

Quizá no. Tal vez la estrategia estaba equivocada. Por eso es importante saber diferenciar entre acciones estratégicas y acciones de respuesta directa.

En nuestro ejemplo, ese “No hacemos descuentos” forma parte del marco ético de la venta de esa marca y con esas limitaciones hay que jugar.

Porque vender es precisamente eso, abrirse paso entre limitaciones y objeciones.

Si estas no existieran, vender bien sería fácil. 

Como también sería fácil que hagan click en tu web donde tú quieres.

Justo ahí, donde se rascan la cartera.(Esto lo desarrollo más en la intimidad de un mail. Hay mucho que tocar. Aquí abajo)

Política de Privacidad

¿Por qué crees que el 99% de los que se dedican a vender no son vendedores y tampoco lo saben?

Por un pequeño detalle.